5 cosas importantes que debes saber antes de crear una página web

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Índice de contenido

En el estudio nos damos cuenta cada día de la cantidad de dudas que existen entorno a la creación de una página web.

¿Dominio?¿Hosting?¿Wordpress?¿Qué contenido poner?¿La voy a poder editar?¿SEO?¿Responsive?¿Diseño?

Muchas cosas que es normal que no sepas (a menos que te dediques a esto) y que voy a responder de manera sencilla a lo largo de este post. 

Con un lenguaje accesible, mi intención es que al final de esta entrada uno sepa qué aspectos relevantes hay que tener en cuenta antes de crear y diseñar una página web; y que vendrá muy bien saber a la hora de hablar con una persona profesional del sector.

Vamos allá:

1. Contratar un dominio y un buen hosting

Lo primero es lo primero. Y toda página web requiere de su espacio reservado en la nube para poder alojarla, así como una dirección (o URL) para poder acceder a él.

Por lo tanto, ese espacio sería el hosting y la URL el dominio que apunta al mismo.

¿Cómo contratar dominio y hosting?

Existen muchísimos proveedores de Hosting, como Webempresa o Siteground, para contratar un Hosting para nuestra web.

En muchos casos, la contratación de este, incluye el alojamiento de un primer dominio.

Algunos aspectos a tener cuenta al contratar un hosting 

Aunque responder a esto da para otra entrada aparte (próximamente), voy a intentar resumir un poco algunas de las cosas más importantes a tener  en cuenta:

  1. Tienes que tener en cuenta la capacidad (en espacio) que ofrece. No es lo mismo alojar una web corporativa con cinco apartados que alojar una tienda online con 200 productos. Igual que tampoco es lo mismo tener 300 visitas al mes que medio millón.
  2. También es interesante conocer cómo funciona el servicio técnico, si responden rápido y bien a las incidencias.
  3. Si incluye copias de seguridad periódicas. Si ocurre algo con tu web, es importante tener copias de seguridad de la misma para poder recuperarla. Si tu hosting no tiene este servicio, deberías encargarte tú de hacer las copias de seguridad manualmente de forma periódica.
  4. Que tenga certificado SSL. Esto certifica que nuestra web es segura (candado abierto o cerrado al inicio del dominio en el navegador) y es, en mi opinión, imprescindible. Por lo que si el hosting no lo incluye, vas a tener que pagarlo aparte. 
  5. Como decía al principio, si incluye dominio y lo puedes gestionar todo de una vez sería estupendo. Aunque no necesariamente hay que tener el hosting y el dominio con el mismo proveedor, si lo tenemos todo juntito nos quitamos de líos, especialmente si no controlamos mucho.

Importante saber dos cosas:

PRIMERO. Que un hosting excesivamente barato puede tener consecuencias: que ese precio sea solo el primer año, que la web vaya lenta, que el correo llegue a spam o que el servicio técnico te cobre aparte por solucionarte las cosas. Así que no está de más plantearse dos veces si pagar un poco más.

SEGUNDO. Que el dominio y hosting gratuitos no son una opción si la intención es parecer (y ser) profesionales.

Algunas cosas a tener en cuenta para elegir dominio

En términos generales, si quieres ser encontrado a nivel internacional elige un dominio.com y si te interesa enfocarte en el España, por ejemplo, te interesará tener un dominio.es.

También es una opción comprar ambos dominios si quieres evitar que haya alguien por ahí con una web que se llame como la tuya y genere confusión cuando te visiten tus usuarios y se equivoquen de extensión.

Otras extensiones como .info, .net, .online o .org también son una opción, aunque menos comunes.

Para elegir el nombre del dominio es bueno también tener el cuenta el enfoque que va a tener nuestra web ¿Es una empresa?¿Es una marca personal?¿Es un blog?¿es una web nicho? Según el caso, el dominio puede llevar el nombre de una empresa, de una persona, de un sector o nicho específico, etc.

2. Elegir el mejor gestor de contenidos.

Un gestor de contenidos es una herramienta que permite crear y administrar una página web sin tener conocimientos de programación. WordPress es el gestor de contenidos por excelencia. Nosotros lo recomendamos por lo potente que es y, al ser el más utilizado, ofrece una cantidad infinita de recursos y posibilidades.

La alternativa al gestor de contenidos es hacerla a medida, es decir, programada con código. Pero esto no es recomendable si lo que queremos es administrarla nosotros mismos sin necesidad de contar con un desarrollador. Además, esta opción es bastante, bastante más costosa.

Pero no nos confundamos de WordPress

Existen dos tipos de WordPress:  WordPress.com y WordPress.org. 

Lo que tienes que saber de WordPress.com

Es una plataforma online que está bastante limitada en cuanto a diseño y otras funcionalidades. Esta opción es válida si necesitamos un blog sencillo no demasiado profesional ni con vistas a monetizar, ya que no podemos instalar plugins, ni medir las visitas, ni controlar el diseño ni ningún aspecto interno de la web en general.

Esta opción incluye hosting, pero hay que pagar un dominio si no queremos que aparezca la palabra wordpress en nuestro dominio (tunombre.wordpress.com)

Lo que ofrece WordPress.org

El segundo es un software que descargamos en nuestro ordenador para posteriormente instalarlo en nuestra web y que alojaremos en nuestro propio hosting y dominio.

En este caso, el hosting y el dominio se gestionan aparte y es algo más complejo de configurar en un inicio, pero luego tenemos un sinfín de opciones al crear una página web, ya sea una web corporativa sencilla, una tienda online o un blog. 

En este caso las posibilidades de diseño, funcionalidades y de escalar la web son infinitas. Si lo que queremos es una web profesional, desde luego esta es la opción.

Además, si lo hacemos de esta manera, nosotros controlamos todos los ficheros que conforman la web y podemos trasladarla de un hosting a otro en cualquier momento. Digamos que en este caso está todo en nuestro poder y no en el de WordPress, como en el caso anterior.

3. Definir el porqué y el cómo

Antes de empezar a diseñar o, incluso, de elegir dominio y hosting, deberíamos definir cuál será el objetivo de nuestra página web. Es decir, qué queremos conseguir con ella. 

Sin objetivo no hay foco

Así es, amigos y amigas, toda página web tiene un sentido y un porqué, ya que, si no lo tiene, no será necesario tener una web.

Saber qué queremos que ocurra en nuestra web y transmitírselo al usuario es esencial para planificar la estructura y el contenido en base a aquello que buscamos conseguir. Si no es así, las posibilidades de que nuestra web convierta y sea efectiva serán menores.

Al no tener un foco, no podremos encontrar la mejor manera de guiar al usuario y entonces este se marchará sin hacer lo que queríamos que hiciera.

El objetivo puede ser muy variado: presentar una empresa o producto, vender un servicio o producto, que los usuarios se registren y conseguir leads, que se unan a una comunidad, que se apunten a un taller, etc.  

Empezamos la web por los cimientos

En base a este objetivo y antes de diseñar nada, lo siguiente que deberíamos hacer es definir un esqueleto (lo que llamamos un mapa del sitio) para tener claro cómo vamos a distribuir toda la información en él y cómo destacar aquello que nos interesa.

Cuántas páginas va a tener, cómo va a ir distribuido el menú, qué información vamos a plasmar en la home para que 1) el usuario quiera explorar otras partes de la web y 2) alcance el objetivo que hemos establecido, son algunas de las cosas que hay que tener en cuenta

Las páginas más comunes en una web son: Inicio, Sobre nosotros, Servicios, Casos de éxito y Contacto.

Y, por supuesto, las páginas legales (Política de privacidad, Aviso Legal y Cookies)

Para establecer todas estas cosas, se suelen hacer lo que llamamos wireframes o esquemas.

Wireframe diseño web

A quién va dirigida la página web

Otra cosa muy importante es conocer muy bien nuestro potencial cliente, el usuario que será más susceptible de realizar ese fin que nos hemos propuesto.

Si sabemos esto, sabremos muy bien cómo dirigirnos a él y le daremos justo la información que necesitará saber.

Porque no es lo mismo hablarle a una mami o a un papi que no tienen mucho tiempo para ellos, que hablarle a una persona soltera que puede dedicar gran parte de su tiempo a cuidarse, por ejemplo.

Como tampoco son iguales sus preocupaciones.

De esta manera, esa estructura y contenido planteados, serán mucho menos genéricos y, por ende, muchísimo más efectivos

4. Hablemos de diseño web

Cómo debería ser el diseño de nuestra página web

El estilo y diseño de la web irá un poco en función de aquello que queremos transmitir y, sobre todo, en función de la identidad corporativa de nuestra marca.

Porque no será igual el diseño si somos una empresa de diseño de interior, que debería ser muy limpio, moderno y puede que minimalista; que si somos una guardería, que tendrá que ser muy alegre, colorido e, incluso, algo infantil.

Del mismo modo que no es lo mismo si queremos llevar un rollo cercano y desenfadado que si nuestros clientes son más serios y tenemos que mantenernos más distantes y sobrios.

Lo recomendable, en cualquier caso, es tener previamente una marca que nos represente (también teniendo en cuenta los factores anteriores, entre otros) y que la página web (y su estilo) sea una extensión de esta marca.

Lo que sí es común e importantísimo en todas las páginas web, independientemente del diseño es:

Qué tema de WordPress elegir

Habrás oído hablar de temas y constructores de WordPress, pero ¿qué es todo esto?

Qué es un tema

Un tema es lo que hace que la página web sea visible a través del diseño. WordPress es, al final, un gestor de contenido (que gestiona datos y ficheros que nosotros no vemos) que por sí mismo no muestra nada en el navegador, sino que requiere de un “tema” para que sea este el que dibuje lo que WordPress gestiona por detrás (y nosotros no vemos).

Qué es un constructor

Un constructor es aquello que nos va a permitir editar el tema de manera más sencilla y en tiempo real. Suelen funcionar con el sistema drag and drop (de arrastrar elementos) y los más conocidos ahora mismo son Elementor y Divi.

No confundir tema con plantilla. 

El tema es aquello que “pinta” el contenido de toda una web, cada página, cada entrada de blog, el menú, el footer o pie de página, etc.

Estos temas suelen ofrecer plantillas con diseños ya creados para cada página que conforma nuestra web.

Es decir, cargaríamos una plantilla en una página concreta, por ejemplo, sobre nosotros, y entonces solo quedaría personalizarla con nuestros textos e imágenes. 

Cuál es el mejor tema para WordPress.

Yo no repararía tanto en el tema que vamos a elegir, sino más bien en el constructor, ya que es el que realmente nos va a dar alas y libertad a la hora de diseñar.

Nosotros, por ejemplo, en el estudio utilizamos temas porque WordPress así lo requiere, pero lo que de verdad nos importa es el constructor, ya que nosotros hacemos nuestros propios diseños a medida y lo que nos interesa es poder reproducir absolutamente cualquier diseño que hagamos.

Y esto nos lo da el constructor, no el tema.

Para alguien que no sabe de diseño, lo ideal es buscar un tema que permita bastantes opciones y que esté diseñado para nuestro sector en concreto o para una tienda online, si fuera nuestro caso.

También puede ser útil fijarnos en si nos gustan las plantillas que ofrece el tema, ya que nos servirán para cargarlas en nuestras diferentes páginas.

diseño web en WordPress

Sobre nuestros queridos sliders y animaciones

Por norma general, nos encantan los sliders y las animaciones en la web.

Y no me extraña.

Pero es importante saber que consume recursos y puede afectar a la rapidez de carga de la web.

Sin embargo, (y esto es una opinión personal) ciertas animaciones sutiles y elegantes sí enriquecen y dinamizan un diseño; y si tenemos un buen servidor y una página web optimizada, no necesariamente tiene que hacerla más lenta.

Lo que sí recomiendo es, quizás, evitarlos en la versión móvil. Pero en la versión desktop o de escritorio, creo que podemos “querernos” un poco.

5. Posicionamiento

Posicionar una página web no es tarea fácil y es importante que sepamos que no consiste solamente en publicarla, sino que requiere de varias acciones continuas para que vaya escalando posiciones en Google.

Básicamente, el SEO trata de atraer tráfico a una página web, por lo que cualquier estrategia que lleve usuarios a la misma podría ser válida. Esto da también para otra entrada más y para un curso, incluso.

Pero te diré algunas cosas por las que empezar que te ayudarán:

  • Tener un Blog. Crear contenido de manera regular en nuestra web la mantiene actualizada y en continuo crecimiento. Además, cuanto más contenido subimos en referencia a nuestro sector, más dudas resolveremos a los usuarios

Y eso a Google le encanta. 

De hecho, si no fuera por este blog, quizás nunca nos habríamos conocido 🙂

  • Que nuestra web cargue rápido. Los usuarios tienen prisa y, si nuestra web es lenta, se van a ir antes de que cargue. Y como Google no quiere que enfademos a los usuarios, no nos va a posicionar bien si no tenemos una velocidad de carga mínima.
  • Tener titulares que enganchen. Cuando buscamos información en Google, nos salen tropecientas opciones. Como usuarios, solemos decantarnos por las primeras opciones o por las que nos dicen lo que queremos leer. Títulos amigables y descriptivos harán de gancho para que nos elijan.

No es lo mismo decir “5 cosas que hacer para posicionar una web” que decir “5 trucos sencillos para mejorar el posicionamiento de una web”, por ejemplo.

Y hasta aquí hemos llegado, que no es poca cosa.

Ahora ya sabes (o al menos eso espero) qué cosas importantes tener en cuenta antes de crear una nueva página web, tanto para hacerla en WordPress por tu propia cuenta, como para apañarte mejor a la hora de hablar con el o la profesional que te la vaya a diseñar.

Y para cualquier duda, ya sabes dónde estamos.

¿Qué te ha parecido el artículo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Portfolio

El blog

Estudio de diseño web y diseño gráfico en Madrid y donde llegue Internet.

También queremos colaborar contigo si...
También queremos colaborar contigo si...