¿Por qué es tan importante la lealtad de marca?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Índice de contenido

Hoy en día hay mucha competencia en todos los sectores y, por este motivo, es fundamental que consigas enamorar a tus clientes construyendo un branding único. No se trata únicamente de ofrecer productos y servicios de valor, también es importante que las personas se identifiquen con tu marca, de cómo comunicas, vendes y transmites tu visión. A continuación, hablaremos de la lealtad de marca y de la importancia que tiene este fenómeno de cara a aumentar la rentabilidad de tu negocio.

Qué es la lealtad de marca

Surge cuando se genera una gran conexión entre un cliente y la empresa. Es cuando un usuario vuelve a comprar en la misma compañía porque se siente identificado con todo lo que engloba. La lealtad llega cuando, como empresa, ya no tienes que preocuparte por competir con otras marcas porque sabes que esas personas comprarán igualmente lo que ofreces.

Todas las empresas desean tener cliente que, cuando tienen la oportunidad de escoger otra marca del sector, siguen apostando por la suya. Y es importante que inviertas recursos en medir qué tan probable es que las personas continúen recurriendo a ti. Puedes realizar encuestas para evaluar cómo de buena es tu imagen a la hora de inspirar confianza y retener a tus clientes.

Se trata de que conozcas las percepciones y las experiencias positivas o negativas de tu clientela para poder mejorar esos puntos débiles y convertirlos en fortalezas. 

Puntos clave del branding de marca

Cuando hablamos de branding, nos referimos a la forma de gestionar las estrategias de tu marca. Para conseguirlo, el departamento de marketing y comunicación debe ir alineado y trabajar para conseguir los mismos objetivos. 

La gestión implica que lleves a cabo distintas acciones relacionadas con el propósito, los valores de la empresa y el posicionamiento para así crear una conexión con el público y para influir en sus futuras decisiones de compra.

La lealtad es tan importante porque puede ser determinante para aumentar la rentabilidad de tu negocio. Debes tener en cuenta que parte de las personas que te compran volverán a hacerlo en algún momento. Para conseguirlo, aconsejamos que tengas un eslogan que enganche, una identidad de marca diferenciada, tono y voz definidos, unas redes sociales atractivas y activas, una página web optimizada, un blog con contenido de calidad y actualizado, una buena atención al cliente… Y todos estos aspectos te ayudarán a construir una marca diferente y valiosa para tu público objetivo.

Para construir un buen branding, tienes que tener en cuenta la opinión de los clientes, de los medios de comunicación, las acciones de la competencia, los movimientos de los inversores del sector, el feedback de los proveedores, los comentarios que dejan en las redes sociales, en Google, en el blog… Toda opinión tiene que ser analizada con detalle para saber si realmente tu público objetivo está satisfecho con tus aportaciones. Y así, mejorando continuamente y escuchando a las personas, conseguirás crear una empresa atractiva a los ojos de los clientes potenciales.

Por qué trabajar el branding es conseguir mayor rentabilidad

Hay empresas que comenten el error de no comunicar de forma coherente sus valores y, entonces, los clientes no vuelven a comprar sus productos. Asimismo, algunas compañías no tienen muy buena reputación, lo que hace que algunos usuarios dejen de apostar por ellas. 

Tu reto es tener un producto increíble y, además, a muchos de tus clientes enamorados de tu marca. Esa es la base de la construcción de todo gran imperio. Sin gente contenta no se consiguen grandes resultados. 

Por otro lado, debes tener en cuenta que si un cliente ha tenido una buena experiencia de compra, hablará bien de ti a su entorno. De este modo, puede que esas personas pronto te compren y se conviertan en consumidores fieles. 

Los profesionales que se dedican a esta área del negocio deben ser capaces de asegurar que la organización crezca, siempre centrada en cuál es el concepto de marca y cómo se pretende que lo perciban los demás. 

La gestión de la marca es también la gestión económica de tu negocio. Si cuidas a tus stakeholders, estás esforzándote en maximizar tus beneficios. No olvides que toda crisis de reputación puede perjudicar gravemente a tu compañía y, por este motivo, es clave contar con un gabinete de prensa o responsable de comunicación que sepa cómo manejar esta situaciones.

Mantener una buena estrategia de branding es un paso importante si quieres convertirte en líder del mercado.

En definitiva, es importante que seas capaz de medir la lealtad de marca y de ofrecer a tus clientes propuestas de valor. Además, tener una gran cantidad de público leal puede ser la diferencia que haga que tu negocio tenga un mejor posicionamiento. De este modo, podrás diferenciarte de tu competencia y ganar cuota de mercado. Debes darle a tu marca la atención que merece.

Convertir a tu público objetivo en seguidores leales para rentabilizar tu negocio.
¿Qué te ha parecido el artículo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Portfolio

El blog

Estudio de diseño web y diseño gráfico en Madrid y donde llegue Internet.

También queremos colaborar contigo si...
También queremos colaborar contigo si...