fbpx

Consigue una página web que convierta más.

Lourdes

Si has llegado hasta aquí es posible que tu página web no esté dando los resultados que te gustaría. Parece complicado conseguir que los visitantes de tu web se conviertan en clientes, pero, precisamente, de conversión es de lo que voy a hablarte en este post.

Si tu página web no está atrayendo clientes puede que no la hayas planificado con unos objetivos y un orden. Pero no importa, estamos aquí para solucionarlo.

Hay dos cosas fundamentales que debe tener una página web para que atrape: planificación y diseño. Marcar jerarquías y objetivos para guiar al usuario es tan importante como transmitir una buena sensación a través de un diseño profesional.

Pero vamos al lío! Te voy a dar algunos consejos que pueden ayudar a tu página web que convierta.

Cosas a tener en cuenta:

  • La mayoría de los usuarios se marcharán después de 8 segundos, por lo que ese es el tiempo que tienes para convencerlos de que se queden.
  • Una página web lenta te hará perder oportunidades
  • El aspecto visual entra por los ojos antes que el propio contenido. La primera impresión que ofrezca el diseño de la web es esencial
  • El tiempo es el bien más preciado de los usuarios. Facilítales las cosas y ayúdales a llegar al objetivo de la manera más sencilla posible.

Y ahora sí, vamos a ver qué podemos hacer para tener una página web que convierta más.

Navegación simple

La navegación de un sitio web debe ayudarnos a encontrar lo que buscamos de manera fácil e intuitiva. Cuando entramos en una página web buscando algo esperamos llegar a nuestro objetivo perdiendo el menor tiempo posible y sin que sea un rompecabezas.

Para ello, es necesario diseñar un sistema de navegación que asegure que el usuario siempre sepa de dónde viene y adónde va y que no se pierda por el camino. Además, emplear acciones o elementos que resulten familiares mejorarán la experiencia en nuestra web. ¿Por qué? Porque el usuario espera encontrarlas y las busca de forma intuitiva y casi inconsciente.

Cosas tan simples como, por ejemplo, una navegación fija y responsive, un footer completo, botones de compra o que el logo de la cabecera lleve a la home, harán nuestra web más intuitiva.

elementos de navegacion para página web que convierta

Un buen branding

La primera impresión se crea, básicamente, por el diseño. Antes de empezar siquiera a leer los usuarios ya se habrán llevado una impresión de cómo eres con el primer vistazo. Por eso, si quieres que tu página web convierta, es importante que tu web tenga un buen diseño y que sea coherente y unificado con la imagen de tu negocio. Esto podría ser definitivo para que tus posibles clientes se queden.

Un buen diseño web aporta claridad, diferenciación, valor y profesionalidad.

Jerarquía visual

Es importante organizar estratégicamente la página para que el usuario conozca la importancia de cada elemento y guiarle así en la lectura hacia el objetivo final de la conversión.

Para ello, es importante tener en cuenta dos aspectos importantes:

Tamaño: lo más grande se lee primero, así que deberíamos aumentar de tamaño lo más importante o aquello que queremos destacar.

Lectura:Normalmente, los usuarios dirigen su lectura en forma de “F” o de “Z”, es decir, de izquierda a derecha y de arriba hacia debajo de la pantalla, Según esto, la parte menos visible será la parte inferior derecha y la más visible la superior izquierda.

Aprovecha estos patrones de lectura naturales a la hora de ordenar tu información, colocando los elementos más relevantes y los Call to Action en las líneas de la F o la Z y los menos relevantes en el resto de áreas menos visibles.

Exceso de info

Hay que ser claros y concisos. Tenemos que intentar ponernos en la piel del usuario y brindarle la información de la manera más sencilla posible facilitando siempre la compra, descarga, suscripción o cualquiera que sea nuestro objetivo final.

Por eso, poner la información necesaria de manera ordenada y unos Call to Action bien definidos es clave para que una página web convierta. Los Call to Action con las palabras quiero o deseo funcionan muy bien.

Respetar los espacios

A colación del punto anterior. Parte de esa claridad y ese orden vienen dados por los espacios en blanco o espacios negativos. Respeta los espacios de cada elemento y haz que respiren. Si apelotonas la información y el resto de elementos corres el riesgo de sobrecargar al usuario e invitarle a irse por donde ha venido.

Eliminar tantos pasos como sea posible

Como decíamos, la rapidez y la sencillez son dos elementos clave que harán feliz a nuestros usuarios. Por eso, tenemos que conseguir que encuentren lo que buscan haciendo el menor recorrido posible, sabiendo siempre dónde están y pudiendo moverse de un sitio a otro sin tener que retroceder.

Titulares

Trata de crear titulares que inciten y conmuevan que no sean puramente informativos. Aquellos titulares que hagan sentirse identificado al usuario harán que permanezca en nuestra web y que genere confianza.

Contenido

La manera de comunicar en tu web será definitiva a la hora de convertir a tus visitantes en clientes. Además de contar lo que ofreces, tienes que explicar cómo puedes ayudar a tus clientes. Es decir, hacer hincapié su problema y convencer de que tú tienes la mejor solución para resolverlo.

Para tener una web que convierta, ponte en el lugar de tus clientes y piensa como ellos:

  1. Identifica la necesidad del usuario. Describe y haz hincapié en esa necesidad primaria del cliente.
  2. Ofrece la solución. Destaca los principales beneficios de tu servicio que cubrirán la necesidad del cliente
  3. Muestra tu diferenciación. No vale con decir que eres mejor, tienes que demostrarlo. Conoce bien a tus clientes y sus necesidades y ofrece una manera única y sencilla de ayudarles que te haga a marcar la diferencia.
  4. Prueba que eres como dices. Ten en cuenta que, de primeras, los usuarios son escépticos y no les será fácil tomar una decisión. Por eso, mostrar casos de éxito o testimonios de otros clientes generará confianza a los nuevos.
Página web que convierte

Incluye vídeos e imágenes de buena calidad

Los recursos como imágenes y vídeos convierten y generan confianza, pero no vale cualquiera, Todos los recursos deben seguir un estilo visual y tener una calidad mínima. Esto puede parecer obvio, pero, a menudo, nos encontramos con webs cuyos contenidos visuales perjudican seriamente su estética al no ser de calidad y no estar unificados.

Y es que el empleo de una mala imagen puede afectar de forma directa a un buen diseño web y cambiar completamente lo que proyecta.

Para proyectar profesionalidad, las fotos, vídeos y otros gráficos tienen que ser profesionales. Así de simple. Si no puedes contratar a un profesional o hacerlas tú mismo, los bancos de imágenes (existen varios bancos de imágenes gratuitos que tienen buen material como Pexels o Unsplash) siempre te pueden sacar de un apuro. Pero olvida las fotos de andar por casa con ruido, oscuras o pixeladas.

Comprime las imágenes al máximo

Y, hablando de imágenes, ya sabrás que cuanto menos pesen en tu web, mejor. Siempre y cuando se mantenga su calidad. Colocar imágenes pesadas ralentizará el tiempo de carga y esto agotará la paciencia de nuestros visitantes.

Por eso, debes intentar que tu web no tarde mucho más en cargar. Para ello, intenta en la medida de lo posible subir tus imágenes con el menor peso posible.

Si tu web ya tiene muchas imágenes pesadas, existen herramientas que nos ayudan con esta tarea de optimización de manera rápida y sencilla descargando todas la imágenes del sitio.

Reduce el número de opciones

Cuantas más opciones ofrezcamos, más analizará el usuario las opciones que tiene y menos posibilidades habrá de que actúe. El número de opciones es directamente proporcional al tiempo que le llevará a alguien decidirse.

Si no puedes reducir el número de opciones, lo que sí puedes hacer es destacar dos o tres de ellas, motivando así la elección entre esas dos y no entre todas.

También puedes ayudar al usuario a elegir clasificando las opciones que ofreces para reducirlas con un primer filtro y simplificar así la decisión.

Usa color y contraste

El contraste te ayudará a destacar ciertos elementos del resto. Si quieres que se vea bien una oferta o un botón de compra, es seguro que tendrá mayor conversión si pones un color llamativo que contraste con el fondo y con los elementos que lo rodean.

Imágenes de personas

Las imágenes con personas hacen empatizar a los usuarios, especialmente si aparece gente similar a tu público objetivo.

Además, las personas de esas imágenes pueden decirles dónde mirar a tus visitantes. Escoge fotos de personas mirando a una oferta, un producto o un botón que te interese y tus visitantes también mirarán.

En resumen, para tener una página web que convierta es importante:

  • Conocer a tu público objetivo y sus necesidades.
  • Saber lo que motiva a tus posibles clientes a comprar tus productos o servicios.
  • Empatizar y establecer relaciones personales con tus posibles clientes.
  • Crear un contenido específico para cada cliente y para cada estado de su proceso de compra.
  • Construir una navegación sencilla e intuitiva.
  • Tener un diseño profesional y personalizado pensado por y para tus clientes.
  • Emplear recursos visuales profesionales.
  • Cumplir las expectativas de tus visitantes tanto en lo que ofreces como en la experiencia de usuario que tu web les proporcione.

Dejar un comentario